Municipales de Paraná se movilizarán este jueves

Este jueves, a partir de las 11, el Frente Sindical Municipal, integrado por ATE, APS y SPOSER, realizará una movilización desde Plaza Alberdi hasta el palacio Municipal. Ayer mantuvieron una reunión con el  Arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, para ponerlo en conocimiento de «la situación de precarización que atraviesa al conjunto de  los trabajadores».

En el marco del Plan de Lucha que viene llevando adelante el Frente Sindical Municipal, integrado por ATE, APS y SPOSER, el jueves 15 de octubre se realizará una movilización desde Plaza Alberdi hasta el palacio Municipal. La concentración será a las 11 en Plaza Alberdi (del Bombero), calles Salta y Urquiza.

Asimismo, mediante un comunicado enviado a Enfoque Propio, los sindicatos señalaron: «A más de 17 meses sin recomposición salarial y sin convocatoria a Paritaria, con salarios inferiores a 20 mil pesos y en la primera línea ante esta pandemia, es necesario que el intendente Adán Bahl escuche a los trabajadores».

Además, se informó que «desde la conformación del Frente Sindical Municipal venimos desarrollando asambleas informativas en las distintas reparticiones, en la comunicación con los compañeros queda claro que los ingresos no permiten llegar a fin de mes, ni mucho menos».

Reunión con Puigarri

Este martes, en tanto, los referentes gremiales de APS, ATE y SPOSER mantuvieron un encuentro con el  Arzobispo de Paraná Monseñor Juan Alberto Puigari. Al respecto, desde el Frente Sindical indicaron que la reunión «permitió visibilizar a la Alta Autoridad Eclesiástica la situación de precarización que atraviesa al conjunto de  los trabajadores y trabajadoras municipales activos y pasivos».

A su vez, comentaron que «se le entregó una carpeta con material fotográfico que da cuenta de  la realidad  de numerosas reparticiones visitadas en las recientes asambleas y la falta de condiciones dignas de trabajo ; las tareas, obras y servicios que con mano de obra municipal se vienen realizando y sosteniendo a pesar de este contexto de pandemia. También le señalamos la preocupación que tenemos como dirigentes gremiales ante la falta de diálogo y consenso en pos del bien común por la situación de precariedad de nuestros magros salarios que están al borde de la indigencia y que llevan ya 17 meses sin ningún incremento  salarial».

También, señalaron que «el obispo se mostró abierto y atento a cada una de nuestras inquietudes y reclamos revalorizando la unidad que nos ha llevado a formar este frente destacando como lo ha dicho el Papa ‘Nadie se salva solo’ «.

El Frente agradeció «su valiosa escucha y disposición en función de este reclamo justo que como frente nos hemos propuesto recuperar la dignidad de todas y todos los trabajadores municipales de la Capital Entrerriana».