Crimen del presunto ladrón:hay dudas sobre el hecho

El hecho ocurrio en Concepción del Uruguay, hay cuestionamientos por la muerte de Gerardo Prediguer. No encuentran el arma homicida y trascendió que la víctima habría estado desarmada.

El joven falleció el miércoles por un disparo en el tórax y, tras la autopsia, se confirmó que presentaba un golpe en la cabeza. Además, se baraja la hipótesis de que el cuerpo de Gerardo Prediger, podría haber estado en el exterior del domicilio y no adentro del mismo, donde fue encontrado por la Policía.

El joven de 24 años, murió durante un presunto intento de robo a un domicilio, al recibir un balazo del propietario de la vivienda ubicada en calle Teniente Ibáñez al 1.800. Según trascendió, el intruso habría estado desarmado, al ingresar al patio de la vivienda con aparentes intenciones de cometer un robo.

Este jueves, el comisario Mayor Martín Gaillard, Jefe de la Departamental Uruguay de la Policía de Entre Ríos, dijo que “el hecho ocurrió en el patio del domicilio, donde el propietario aparentemente lo sorprendió en el interior y le disparó, si bien el hecho comienza dentro de la propiedad, resta determinar dónde se efectuaron los disparos”. añadió que no se tiene “constancia de que el fallecido estuviese armado, sí se confirmó que estaba solo”. El funcionario policial remarcó que hasta el momento “tampoco se encontró el arma homicida”.

El examen forense indicó que el joven presentaba un impacto de bala en el pectoral izquierdo, con salida en la región dorsal izquierda; así como un corte frontal derecho que podría haber sido causado por la caída al suelo o por algún golpe posterior.

Buscan el arma e imágenes
Las circunstancias que rodean este trágico episodio desataron una intensa investigación por parte de las autoridades. En coordinación con la Fiscalía a cargo de María Occhi, personal policial de la Comisaría Tercera y la División Criminalística trabajaron en el lugar del suceso para esclarecer los detalles de lo ocurrido y determinar si hubo exceso en la respuesta del propietario.

La situación tomó otro giro cuando se solicitó una orden de allanamiento para la vivienda, con el objetivo de encontrar el arma de fuego que se cree fue utilizada en el incidente. La fiscal de turno, María Occhi, emitió la orden que permitió a las autoridades registrar la propiedad en busca de evidencia relevante para el caso. Pero la pesquisa no dio resultado positivo respecto del arma utilizada por el dueño de la propiedad para dar muerte al joven.

Asimismo, de acuerdo a lo manifestado por el comisario Gaillard, “se están relevando y buscando las imágenes de las cámaras de seguridad, y relevando testimonios de testigos, todo se está reuniendo en estas horas para tener precisiones sobre lo ocurrido”, para aportar elementos probatorios y todos los indicios que contribuyan al esclarecimiento judicial del caso.

Mientras tanto, el propietario de la vivienda, de 41 años de edad, se encuentra, detenido en la Comisaría Tercera de dicha ciudad. La justicia deberá determinar si su reacción ante la presunta amenaza fue proporcional y ajustada a la legítima defensa. En las últimas horas, la Policía, la División Criminalística y la Justicia intenta esclarecer cómo fue la situación, ya que no aparecen los registros fílmicos del momento y tampoco el arma con que el propietario de la vivienda mató al joven.