Alberto Fernández en Bélgica: cuestionó al FMI y pidió acuerdos “justos y equitativos”

El presidente Alberto Fernández pidió fortalecer la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) y reclamó acuerdos “más justos y equitativos” entre los bloques de países en la cumbre que se celebra en Bruselas junto a la Unión Europea.

Alberto Fernández llegó a la cumbre de la CELAC con la Unión Europea.

El presidente Alberto Fernández pidió fortalecer la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) y reclamó acuerdos “más justos y equitativos” entre los bloques de países en la cumbre que se celebra en Bruselas junto a la Unión Europea.

El presidente, que llegó a Bruselas esta misma mañana, comenzó su alocución frente a sus pares con un largo repaso sobre su propia gestión en el bloque regional que presidió hasta enero.

En un pasaje del discurso, Alberto Fernández cuestionó al Fondo Monetario Internacional (FMI) y responsabilizó al exmandatario Mauricio Macri, sin mencionarlo de forma directa, por haber contraído la deuda que el Gobierno aún renegocia con la entidad de crédito.

Tras enumerar las consecuencias de la pandemia, en un incremento de la inseguridad energética y alimentaria, remarcó que a la Argentina se sumó el endeudamiento. Ante la mirada atenta de sus pares, el presidente remarcó que se trató de una deuda que su gobierno “jamás hubiera asumido, pero que afronta con mucho esfuerzo y profunda responsabilidad”.

“Así actuamos, pero todos deben saber que estamos convencidos de que ninguna reestructuración de deuda puede marginar a los empobrecidos, ni postergar los sueños ni el futuro de un país”, expresó en el marco de la negociaciones que encabeza el ministro de Economía y precandidato a presidente por Unión por la Patria, Sergio Massa.

En otra parte de su discurso, Fernández aludió indirectamente al pacto, por ahora frenado, con el Mercosur. “Celebro que Europa, parte del norte desarrollado, mire con vocación integradora al Caribe y a la América Latina, parte del sur que quiere desarrollarse. El acto de asociación supone la existencia de partes que se entienden en la búsqueda de un desarrollo equilibrado”, remarcó.

“Una asociación exige que ambas partes se benefician en el acuerdo. Cuando solo se beneficia una de las partes eso deja de ser un acuerdo y empieza a parecerse a una estafa. Nuestras regiones deben promover un comercio justo y equitativo, basado en el respeto mutuo”, insistió.