Piden «a gritos evitar un femicidio» en Villaguay

«Una familia vive aterrorizada y pide a gritos que la Justicia evite un femicidio en la localidad de Villaguay, porque un hombre, que es docente y fue denunciado penalmente en 2021, amenaza con atacar a la madre de su hija y no respeta la restricción perimetral, lo que sucedió en dos oportunidades a la luz del día», comunicaron desde la organización Mumala.

«La mujer y sus familiares padecen, además de violencia de género, las consecuencias de una inacción por parte de la Policía y la Justicia provincial en el caso. La gravedad de los hechos significa, entre otras cosas, que el dispositivo de protección, botón antipánico, no funcionó al momento de ser presionado por la víctima, y tampoco la Policía tomó medida alguna de manera urgente porque entre las distintas áreas discuten a quien le corresponde actuar. Además, la víctima tiene presentado un pedido de prisión preventiva al que tampoco dio aún respuestas la Justicia», confiaron a este medio.

La organización Mumala, que defiende los derechos de las mujeres y disidencias y lucha contra las violencias, «salió a romper el silencio nuevamente en este caso que lleva un largo tiempo de violencia de género en Villaguay y para que la Justicia entrerriana advierta que la mujer corre peligro por las graves amenazas que habría recibido, otra vez, por parte de su expareja. Hace dos años que ambos están separados, pero la violencia no cesa y la mujer no puede ir tranquila a trabajar ni dormir con seguridad porque teme ser atacada».

Textualmente, Mumala publicó en redes sociales un comunicado en el que señala: “Exigimos respuestas inmediatas y plena garantía de cuidado por parte del Estado frente a todo accionar de Jorge Rafael Cabrera (sea de forma directa, indirecta, por intermediarios), quien está acusado. Es lo Estatal que no avanza. Por eso, responsabilizamos a las autoridades y dependencias de los diferentes niveles que llevan adelante este caso”.

La organización apuntó también contra magistrados entrerrianos cuando los acusa de no tomar medidas para evitar un femicidio: “En primer lugar, responsabilizamos a la fiscal Nadia Benedetti, por hacer nada, a la directora de Departamental Hilda Blanco por seguir mirando a un costado cómo Martín Cabrera, hermano del acusado, por no involucrarse en la causa y permitir que siga trabajando en la Escuela N°40, donde asisten niños/as/es y quienes están siendo los más vulnerables”.

“Repudiamos la reincidente respuesta nula del sistema judicial frente a las reiteradas conductas de hostigamiento y de violencia de género por parte del acusado hacia su expareja y madre de la menor”, advirtió Mumala. “No queremos contar una crónica de femicidio”, exclamó la organización en el comunicado.

Los asesores legales de la familia pidieron la prisión preventiva del hombre luego de obtener los resultados de tres pericias psicológicas que lo complican en una causa anterior a los hechos denunciados en 2022.