Burgos: “El descontento con el gobierno y con quienes van contra los trabajadores nos harán crecer”

La candidata del MST, Nadia Burgos, encabezó una charla debate donde presentó sus ideas ligados a lo medioambiental y formas de producción. También habló de sus contrincantes políticos y advirtió que van por “una reforma laboral a la cual nos oponemos”. 

Nadia Burgos contó este viernes a Enfoque Propio que estuvieron “lanzando nuestra iniciativa que se llama `propuestas de Izquierda´”. Es una actividad que se realiza una vez por semana donde dan a conocer los ejes de las leyes que llevarán al Congreso de la Nación en caso de ser electo el Movimiento Social de los Trabajadores (MST) en las elecciones de noviembre.

La candidata principal de la Izquierda que busca hacerse con una de las bancas de la Cámara Baja de la Nación indicó que creen que “en este contexto de crisis ambiental, capitalista y económica muy profunda, necesitamos salir adelante con medidas pensadas por las y los trabajadores, el movimiento ambiental y los jóvenes” y es por ello que la charla del viernes denominada “Capitalismo en crisis, naturaleza en disputa. Sobre el lobby, el extractivismo y las salidas ecosocialistas”, convocó a esos sectores. “Allí planteamos la necesidad de replantear la producción de todo el modelo productivo para que las que decidan qué y cómo producimos sean las poblaciones y no las corporaciones”.

Para Burgos, un ejemplo es el etiquetado frontal, proyecto de ley que es orgullo de la nación vecina de Chile (país que rompió el paradigma de que sea una reglamentación de retroceso), aquí es boicoteada constantemente por los propios representantes del pueblo con excusas variopintas. “El lobby entre corporaciones y el Congreso para frenarla –a la ley-, y cómo estas corporaciones intervienen cotidianamente en nuestra vida, negándonos la información y además monopolizando la decisión de qué y cómo producirlo”, es para ella una síntesis de lo que ocurre a nivel general con la producción a todo nivel y es algo que “hay que revertir”.

Los proyectos son radicalizados y son pedidos a nivel global por millones de personas, más allá de sus ideas políticas y aquí la Izquierda a “copado la parada”: “Vamos a ir por una ley que prohíba agrotóxicos y transgénicos. Y que lleve adelante una reforma integral agroecológica”, pero además “la defensa de los humedales como bienes intangibles y una ley que declare imprescriptibles los delitos ambientales para que ninguna cooperación pueda venir, saquear y contaminar e irse sin rendir cuentas ante la Justicia”.

 Las elecciones

A lo que apuesta el tradicional Partido Justicialista en todas sus ramas y el renovado Cambiemos ahora denominado Juntos, es a una polarización entre ambos. Convencer a los suyos, ir en busca de quienes no votaron en las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) y discursivamente, instaurar que ahora sí, “la elección es en serio”, tratando de que quienes hayan votado por descontento a los partidos minoritarios, vuelvan a la manada.

Consultada sobre si concuerda con esta apreciación, Burgos destacó que “los resultados de las PASO mostraron que hay un descontento muy grande con el ajuste que aplicó el gobierno nacional y también se expresó en un crecimiento de la Izquierda, fuimos la tercera fuerza en todo el país. Entiendo que las medidas que tomó –Alberto- Fernández como la derechización de su Gabinete luego de las elecciones, muestran un camino de profundización del ajuste al servicio del pago de la deuda externa. Hoy (por el viernes) –Gustavo- Bordet, -Enrique- Cresto, y –Rogelio Frigerio- estuvieron todos juntos en la Unión Industrial diciendo que pueden discutir las formas de contrato laboral, lo que significa la reforma laboral, a lo que nos negamos”.

“Hoy más que nunca es hora de defender los derechos de los trabajadores. Son más los sectores que van a ir a votarnos por ese descontento. Nuestra propuesta es bajar a 6 horas la jornada laboral para que se distribuya el trabajo entre desocupados y ocupados, esto bajará la desocupación y la subocupación con un sueldo que iguale a la Canasta Básica. Plata hay, pero la fugan al pago de una deuda ilegítima o por los `Panamá Pappers´”.