Disponen el archivo ‘provisorio’ de la causa contra policías por muerte en Capibá

Se trata de la muerte de Gabriel Gusmán que murió producto de un tiro en la nuca, efectuado por policías, en el barrio paranaense. Los fiscales resolvieron el archivo provisorio de la causa tras evaluar las pruebas, pero podrá ser reabierta.

Los fiscales resolvieron el archivo provisorio de la causa iniciada para investigar la muerte de Gabriel Nicolás Gusmán. La querella particular puede solicitar la revisión del archivo, indicaron desde el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos.

El expediente fue iniciado el 25 de septiembre de 2018, oportunidad en la cual se decretó la apertura de causa, art. 212 del CPPER, la que tuvo por objeto la investigación para establecer las formas y circunstancias en las cuales falleciera Gabriel Nicolás Gusmán, de un disparo de arma de fuego en la cabeza.

El hecho ocurrió ese mismo día, aproximadamente a las 12.15 horas, en proximidades a la plaza ubicada en calle 941, del Barrio Capibá de Paraná. Durante el proceso se investigó el accionar de Oscar Rodrigo Molina, y Diego Sebastián Ibalo, funcionarios policiales que intervinieron en el hecho.

En ese sentido, en la resolución judicial indicaron: “Luego de merituar las pruebas recolectadas en el lugar, informes de Gendarmería Nacional, de otros organismos y los testimonios de testigos que se encontraban presentes en lugar del hecho, los fiscales resolvieron el archivo provisorio de la causa; la que podrá ser reabierta en caso de que aparezca algún elemento de interés para la misma”.

Según recordaron los funcionarios de Justicia en el comunicado donde dan a conocer el archivo de la causa contra los policías que terminaron con la vida del joven, tras dispararle por la espalda: “Varios testigos coincidieron en declarar que mientras Gusmán corría para ocultarse, apuntaba hacia los funcionarios policiales que lo seguían y les disparaba con el arma de fuego que llevaba en su mano”.

A su vez, el servicio de comunicación del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos señaló: “Cabe recordar que Gusmán murió tras recibir un impacto de bala en la cabeza, efectuado por la espalda, luego de producirse un tiroteo, denunciado por los vecinos al 911 y tras darse a la fuga de la policía”.

Además, describió que “Gusmán portaba un revólver 38 con su tambor cargado, marca Smith and Wesson, conteniendo 6 cartuchos de los cuales 3 estaban completos y los otros 3 disparados. Al ser examinado su cuerpo, se encontró en el bolsillo posterior del pantalón seis cartuchos calibre 38 largo sin percutir”.

En tanto, la Justicia entrerriana, argumentó que “el disparo que ocasionó la muerte de Gusmán fue efectuado por uno de los agentes de policía que participó en el operativo para disuadir el conflicto que estaba aconteciendo en el barrio, sin que existan elementos probatorios que demuestren que actuó fuera del contexto justificante del deber funcional -art. 34 inc. 4 del C.P”.

Al respecto, se explicó que “durante el proceso de investigación se hizo lugar a todas las medidas interesadas por parte de la querella y se la participó de las mismas”. Y agregó que “entre las medidas realizadas se procedió al secuestro de armas de fuego, proyectiles, vainas, teléfonos celulares, vestimenta. También se procedió al levantamiento de muestras de dermotest. Se llevaron a cabo pericias balísticas, de dermotest, químicas”.

Asimismo, desde las autoridades judiciales remarcaron que “se realizaron informes planimétricos, técnicos, médicos, fotográficos, inspecciones oculares, cadenas de custodia, autopsia y se entrevistaron a más de 30 testigos”.